Socio comunitario destacado: Lincoln El-Amin

KIPP Indy se asoció con College Tutors of Indiana para garantizar que los estudiantes que no hayan completado su formación académica reciban apoyo adicional para mejorar sus competencias en matemáticas. Cada día, más de 180 estudiantes reciben sesiones individuales de tutoría. La mayoría de los estudiantes reciben hasta 3 sesiones por semana. Nuestros datos académicos de mitad de año demuestran el inmenso impacto del apoyo constante e individualizado. Por ejemplo, el 60% de los estudiantes de 3.er grado que recibieron tutorías individuales demostraron aptitud en su evaluación trimestral. Lee a continuación para saber más sobre la experiencia de un tutor en KIPP Indy.

 

Cuéntenos sobre usted.

Soy originario de Dallas, Texas, y viví ahí la mayor parte de mi vida. Me gradué de la Universidad de Texas A&M el año pasado y luego me mudé a Indianápolis en agosto. Actualmente estoy en la escuela de posgrado de escritura creativa en Butler y trabajo como TA allí. Doy tutorías cuando no estoy en clase.

¿Cómo es su agenda diaria?

Estoy aquí tres horas al día los lunes, miércoles y viernes. Los martes y jueves estoy aquí todo el día, desde las 9.30 a. m. a 3.30 p. m. Tengo bloques de 35 minutos para cada estudiante y enseño a aproximadamente 13 estudiantes. Si un estudiante falta, siempre tengo una lista de niños que pueden venir en su lugar para trabajar. Durante las sesiones, tratamos de hacer al menos 10 problemas de matemáticas juntos. Trabajo con estudiantes de quinto grado que están aprendiendo fracciones, multiplicación, división y probabilidad. Trabajamos en distintos temas. Si tenemos tiempo extra al final, trato de jugar un juego corto de gato con ellos para despejarnos de las matemáticas.

¿Cuáles han sido las estrategias más efectivas?

Principalmente practicamos problemas. Cuando era niño, las matemáticas eran la materia que menos me gustaba, así que cuando trabajo con estudiantes, trato de asegurarme de que entiendan el concepto matemático. Me gusta mostrarles a los niños diferentes formas de resolver problemas para aumentar su comprensión.

¿Cuál es su parte favorita?

Siempre es divertido trabajar con niños. Con las tutorías, los estudiantes realmente pueden ver que están mejorando. De igual forma, siempre empiezo nuestras sesiones preguntándoles a los niños cómo estuvo su día y qué están haciendo en otros cursos. Mi mamá tiene un doctorado en conexiones emocionales entre estudiantes y maestros. Así que he escuchado mucho que, si te tomas el tiempo para establecer una conexión con los niños, te apoyarán tanto como tú los apoyas a ellos.

En general, estoy muy contento de tener un centro de tutorías aquí porque además de matemáticas, es importante dar a los estudiantes la oportunidad de hablar a solas con alguien.
Mejora toda su experiencia educativa. Me encanta tener la oportunidad de formar esas relaciones con los estudiantes.